lunes, julio 05, 2010

Dónde estás

Estos malditos trapos viejos, la foto que nos tomamos subiendo el Pichincha en el teleférico, la taza de café que me compraste en la cima, el olor a ti que tiene esa bufanda que te robé… por qué no me dejan olvidarte. la tarde que fui a tu colegio, todos me miraban analizando cada uno de mis movimientos, miraban cuando te abrazaba y cuando te besaba, tus amigas querían conocerme y tus amigos simplemente me miraban estáticos en una esquina del edificio, ese maldito edificio tiene también tu cara en todas sus paredes, tu mirada en sus ventanas… todo me recuerda esa tarde en la que subiste a ese avión y no te volví a ver más, esa camiseta convertida en un maldito trapo viejo que grita tu nombre cada que la veo, no se por qué no la he regalado (quizá porque me recuerda a ti), o tal vez porque aun me gusta que me recuerde a ti, sigo caminando por las mismas calles contigo, sigo tomando el mismo café que me compraste, aún me pongo la misma bufanda con tu olor, aún te tengo cerca, aún te abrazo, te robo un beso y me dices que me amas (por qué estas malditas historias de los libros siempre son iguales), ahora cierro los ojos y siento que respiras y veo la cima del Pichincha vacía, sin nubes, sin sol, sin estrellas, sin ti... solo un avión vuela por ahí, y no me dice en donde estás.

2 comentarios:

Kbzon dijo...

Y es que buscar algo que no solo está perdido, si no que está muerto, algo que produce la melancolía que el corazón tanto busca, esos recuerdos insanos que nos vuelven un poco más locos, un poco más fríos, un poco más mecánicos. Buscar el amor en los que se van, en lo vacío, es buscar a la Muerte en el Jardín del Eden.

paul dijo...

FULLLL BIEN MIJO.....